noviembre 14, 2019

Alzheimer, todo lo que necesita saber sobre esta enfermedad

Alzheimer todo lo que necesita saber sobre esta enfermedad

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es una forma progresiva de demencia. La demencia es un término más amplio para las afecciones causadas por lesiones cerebrales o enfermedades que afectan negativamente la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Estos cambios interfieren con la vida diaria.

No existe cura para esta enfermedad, pero existen tratamientos que pueden retrasar la progresión de la misma.

Según la Asociación de Alzheimer, la enfermedad representa del 60 al 80 por ciento de los casos de demencia y la mayoria de las personas son diagnosticadas después de los 65 años.

Aunque muchas personas conocen el termino a veces no saben de que se trata, por esto te dejamos algunos datos de esta condicion:

  • La enfermedad de Alzheimer es una afección crónica en curso.
  • Sus síntomas aparecen gradualmente y los efectos en el cerebro son degenerativos, lo que significa que causan una disminución lenta.
  • No hay cura, pero el tratamiento puede ayudar a retrasar la progresión de la enfermedad y puede mejorar la calidad de vida.
  • Cualquiera puede contraer la enfermedad, pero ciertas personas tienen un mayor riesgo de contraerla. Esto incluye a las personas mayores de 65 años y aquellas con antecedentes familiares de la afección.
  • El Alzheimer y la demencia no son lo mismo. La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia.
  • No hay un único resultado esperado para las personas con Alzheimer. Algunas personas viven mucho tiempo con daño cognitivo leve, mientras que otras experimentan un inicio más rápido de los síntomas y una progresión más rápida de la enfermedad.

En fin la enfermedad no es igual en todas las personas.

Causas de la enfermedad de Alzheimer y factores de riesgo

Los expertos no han determinado una sola causa para esta enfermedad, pero han identificado ciertos factores de riesgo, que incluyen:

  • Edad. La mayoría de las personas que desarrollan la enfermedad tienen 65 años o más.
  • Historia familiar. Si tiene un familiar directo que ha desarrollado la afección, es más probable que la tenga.
  • Genética. Ciertos genes se han relacionado con la enfermedad.

Tener uno o más de estos factores de riesgo no significa que desarrollará la enfermedad de Alzheimer. Simplemente aumenta su nivel de riesgo.

Síntomas de la enfermedad de Alzheimer

Todos tienen episodios de olvido de vez en cuando. Pero las personas con enfermedad de Alzheimer muestran ciertos comportamientos y síntomas continuos que empeoran con el tiempo. Estos pueden incluir:

  • pérdida de memoria que afecta las actividades diarias, como la capacidad de acudir a las citas
  • problemas con tareas familiares, como usar un microondas
  • dificultades con la resolución de problemas
  • problemas con el habla o la escritura
  • desorientarse sobre tiempos o lugares
  • juicio disminuido
  • disminución de la higiene personal
  • cambios de humor y personalidad
  • retraimiento hacia amigos, familiares y comunidad

Los síntomas cambian según la etapa de la enfermedad.

Etapas del Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad progresiva, lo que significa que los síntomas empeorarán gradualmente con el tiempo. El Alzheimer se divide en siete etapas:

Etapa 1. No hay síntomas en esta etapa, pero puede haber un diagnóstico temprano basado en los antecedentes familiares.
Etapa 2. Aparecen los primeros síntomas, como el olvido.
Etapa 3. Aparecen discapacidades físicas y mentales leves, como disminución de la memoria y la concentración. Estos solo pueden ser notados por alguien muy cercano a la persona.
Etapa 4. El Alzheimer a menudo se diagnostica en esta etapa, pero aún se considera leve. La pérdida de memoria y la incapacidad para realizar tareas cotidianas es evidente.
Etapa 5. Los síntomas moderados a severos requieren la ayuda de seres queridos o cuidadores.
Etapa 6. En esta etapa, una persona con Alzheimer puede necesitar ayuda con tareas básicas, como comer y ponerse ropa.
Etapa 7. Esta es la etapa más severa y final de la enfermedad de Alzheimer. Puede haber una pérdida de habla y expresiones faciales.

A medida que una persona progresa a través de estas etapas, necesitará un apoyo cada vez mayor por parte de un cuidador.

Diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer

La única forma definitiva de diagnosticar a alguien con la enfermedad de Alzheimer es examinar su tejido cerebral después de la muerte. Pero su médico puede usar otros exámenes y pruebas para evaluar sus habilidades mentales, diagnosticar demencia y descartar otras afecciones.

Probablemente comenzarán tomando un historial médico. Pueden preguntar sobre:

  • síntomas
  • historial médico familiar
  • otras condiciones de salud actuales o pasadas
  • medicamentos actuales o pasados
  • dieta, consumo de alcohol u otros hábitos de estilo de vida

A partir de ahí, es probable que su médico haga varias pruebas para ayudar a determinar si tiene la enfermedad de Alzheimer.

Pruebas para determinar Alzheimer

No hay una prueba definitiva para la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, es probable que su médico haga varias pruebas para determinar su diagnóstico. Estas pueden ser pruebas mentales, físicas, neurológicas y de imágenes.

Su médico puede comenzar con una prueba de estado mental. Esto puede ayudarlos a evaluar su memoria a corto plazo, memoria a largo plazo y orientación hacia el lugar y el tiempo. Por ejemplo, puede preguntarle:

  • que dia es
  • quien es el presidente
  • para recordar y recordar una breve lista de palabras

A continuación, es probable que realicen un examen físico. Por ejemplo, pueden controlar su presión arterial, evaluar su ritmo cardíaco y medir su temperatura. En algunos casos, pueden recolectar muestras de orina o sangre para analizarlas en un laboratorio.

Su médico también puede realizar un examen neurológico para descartar otros posibles diagnósticos, como un problema médico agudo, como infección o accidente cerebrovascular. Durante este examen, revisarán sus reflejos, tono muscular y habla.

Su médico también puede ordenar estudios de imágenes cerebrales. Estos estudios, que crearán imágenes de su cerebro, pueden incluir:

Resonancia magnética (MRI). Las resonancias magnéticas pueden ayudar a detectar marcadores clave, como inflamación, sangrado y problemas estructurales.

Tomografía computarizada (TC). Las tomografías computarizadas toman imágenes de rayos X que pueden ayudar a su médico a buscar características anormales en su cerebro.

Tomografía por emisión de positrones (PET). Las imágenes de PET pueden ayudar a su médico a detectar la acumulación de placa. La placa es una sustancia proteica relacionada con los síntomas del Alzheimer.

Otras pruebas que su médico puede hacer incluyen análisis de sangre para detectar genes que puedan indicar que tiene un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer.

Medicación para el Alzheimer

No hay cura conocida para la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, su médico puede recomendar medicamentos y otros tratamientos para ayudar a aliviar sus síntomas y retrasar la progresión de la enfermedad el mayor tiempo posible.

Para el Alzheimer temprano o moderado, su médico puede recetarle medicamentos como donepezil (Aricept) o rivastigmina (Exelon).

Estos medicamentos pueden ayudar a mantener altos niveles de acetilcolina en su cerebro. Este es un tipo de neurotransmisor que puede ayudar a su memoria.

Para tratar la enfermedad de Alzheimer de moderada a grave, su médico puede recetarle donepezilo (Aricept) o memantina (Namenda).

La memantina puede ayudar a bloquear los efectos del exceso de glutamato. El glutamato es un químico cerebral que se libera en mayores cantidades en la enfermedad de Alzheimer y daña las células cerebrales.

Su médico también puede recomendar antidepresivos, medicamentos contra la ansiedad o antipsicóticos para ayudar a tratar los síntomas relacionados con el Alzheimer. Estos síntomas incluyen:

  • depresión
  • inquietud
  • agresión
  • agitación
  • alucinaciones

Si presenta alguno de los síntomas antes señalados, es recomendable que acuda a su medico para una evaluación, muchas veces pueden ser situaciones de ansiedad y estress las que provoquen síntomas parecidos y es importante diferenciar una causa de otra.

¡Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Política de privacidad

Scroll Up