Conseguir el crecimiento muscular entrenando con máquinas

Conseguir el crecimiento muscular entrenando con máquinas puede llegar a ser muy sencillo cuando tienes los conocimientos sobre cómo entrenar de forma óptima para lograrlo. En este sentido, conocer los mecanismos detrás del desarrollo de la masa muscular es un factor clave que es imprescindible tener en cuenta. Por lo tanto, serán estos los aspectos en los cuales nos centraremos en este artículo.

Las claves para conseguir el crecimiento muscular entrenando con máquinas

Antes de profundizar en lo referente a conseguir el crecimiento muscular entrenando con máquinas, hay que decir que el desarrollo muscular es un proceso conocido como hipertrofia. Cuando la hipertrofia ocurre, aumentan la longitud y el diámetro de las fibras musculares, lo que causa el cambio estético subsecuente.

Para entender esto, hay que tener en cuenta que cuando se entrena con máquinas se promueve un aumento temporal en la tasa de síntesis proteica de las fibras musculares. Cuando esta síntesis se hace de manera regular, aumenta notablemente el tamaño de las fibras musculares que se someten al entrenamiento, con lo cual se logra hipertrofiar todo el músculo.

Ganar músculo con máquinas

Esto se puede lograr tanto con ejercicios con peso añadido o con el peso corporal. Por lo tanto, desde un punto de vista científico, los efectos de los diferentes tipos de ejercicio en las fibras musculares son iguales.

Sin embargo, debido a que los ejercicios con máquinas ofrecen menos libertad en cuanto a las posturas que se deben adoptar, muchas personas consideran los ejercicios con máquinas como menos adecuados para la hipertrofia, y también porque, a veces, puede ser difícil trabajar varios grupos musculares a la vez con máquinas.

Por otra parte, a veces las máquinas permiten una activación de un músculo en específico con mayor intensidad que si se hicieran otros tipos de ejercicios. Por tanto, queda claro que no todo son desventajas.

No obstante, con lo antes explicado queda en evidencia que, pese a las aparentes desventajas, conseguir el crecimiento muscular entrenando con máquinas no es tan diferente a hacerlo con pesas o incluso entrenando con el propio peso corporal. Por ello, los siguientes consejos te vendrán muy bien, independientemente de la opción que elijas para entrenarte.

Consume suficiente proteína

La dieta forma parte de cualquier entrenamiento dirigido a aumentar la masa muscular, independientemente de si es con o sin máquinas. Por ello, es imprescindible que planifiques una alimentación donde el consumo de proteína sea óptimo para el desarrollo muscular.

Algunos de los alimentos más recomendables para lograr esto son el pollo, huevos y ternera. Si está en tus posibilidades el uso de suplementos en tu dieta, entonces también valdría la pena comprobar si es conveniente.

Practica el reentrenamiento

Entrenar después de un largo período sin hacerlo puede hacer que obtengas una ganancia muscular mucho más rápida (Ogasawara, Yasuda, Sakamaki, Ozaki y Abe, 2011).

Esto se debe a la memoria muscular, la cual es responsable de que la tasa de síntesis de proteínas se incremente, en comparación a la obtenida cuando se entrenaba antes del reentrenamiento.

Sin embargo, este tipo de prácticas no se debe hacer por un período de tiempo excesivamente extenso ni con demasiada frecuencia. Lo ideal sería simplemente tomarse una semana de descanso después de algunos meses de entrenamiento.

Máquinas de ejercicio

Descansa lo suficiente

El único momento en que debes descansar no debe ser durante los períodos de reentrenamiento, también debes preparar días de descanso dentro de las semanas en que estarás entrenando con máquinas.

Esto se debe a que, incluso cuando te alimentas muy bien y tus rutinas de entrenamiento son óptimas, sin descanso el músculo no puede construirse. Por lo tanto, es recomendable dormir por al menos ocho horas y no entrenar todos los días.

Planifica adecuadamente el ejercicio cardiovascular

Aunque sea cierto que el ejercicio cardiovascular contribuye al crecimiento de la masa muscular, cuando no está bien adaptado puede actuar como un obstáculo.

La forma en la que te afecte el ejercicio cardiovascular a tu plan de hipertrofia con máquinas dependerá de tu genética. Las personas cuyos genes las hacen propensas al aumento de peso son las que deben hacer más cardio, puesto que será imprescindible para tener un cuerpo estético.

Por el contrario, en el caso de las personas con un metabolismo muy acelerado, hacer demasiado cardio no hará más que obstaculizar el crecimiento muscular por un exceso de calorías quemadas.

En conclusión, deberás planificar la cantidad de cardio de acuerdo a cómo sea tu metabolismo. Sin embargo, en ninguna circunstancia es recomendable que lo elimines por completo.

No te excedas con los suplementos

Anteriormente, mencionamos que podría ser recomendable considerar si es conveniente consumir suplementos de proteína. No recomendamos directamente su consumo porque no en todos los casos es recomendable.

De hecho, hay gente que gasta mucho dinero en distintos suplementos bajo la creencia de que esto los ayudará a ganar masa muscular mucho más rápido. Pues bien, esto no es precisamente cierto. El consumo excesivo de suplementos no sólo no te ayudará a ganar masa muscular, sino que te provocará un gasto innecesario.

Máquina de ejercicio cardiovascular

Generalmente, con un batido ocasional que incluya proteínas, cafeína y creatina debería ser más que suficiente para aportarle a tu organismo los ingredientes que necesita para crear masa muscular.

No obstante, para salir de dudas la mejor opción siempre será acudir con un nutricionista que se encargue de prepararte una dieta optimizada de acuerdo a tus objetivos y tu genética.

Evita el sobreentrenamiento

Debido a que algunos ejercicios con máquinas se centran unos músculos muy específicos, algunas personas sienten que deben entrenar más de lo normal para compensar la desventaja con respecto a los ejercicios que entrenan varios grupos musculares a la vez.

Este error lleva a muchas personas a realizar un sobreentrenamiento, lo que puede ser suficiente para llevar sus entrenamientos al fracaso. Ya mencionamos lo importante que es descansar, pero no entrenar demasiado es igual de importante.

Reduce el estrés

Niveles altos de estrés implican una segregación excesiva de cortisol, una hormona capaz de reducir tus niveles de testosterona, aumentar tu apetito y hacer tu cuerpo más proclive a la retención de grasa. Por lo tanto, el cortisol es uno de los mayores enemigos del crecimiento muscular.

Por todo lo antes dicho, es importante que evalúes si estás sometido a un exceso de estrés en tu día a día. En caso de que sea así, deberías replantearte las actividades que realizas o al menos la forma en que afrontas los problemas.

Si logras mantener a raya tus niveles de estrés, no sólo te sentirás más a gusto y entrenarás mejor, sino que también le estarás dejando el camino libre a tu organismo para que te ayude en tu misión de lograr ese cuerpo musculoso que tanto ansías.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *