Medicina del Futuro

Ya esta disponible la vacuna contra el dengue

La vacuna contra el dengue es una vacuna para prevenir la fiebre del dengue en los seres humanos.

La Organización Mundial de la Salud solo recomienda la vacuna como una opción posible en áreas del mundo donde la enfermedad es común.

En 2017, el fabricante recomendó que solo se use en personas que hayan tenido previamente una infección por dengue, ya que los resultados pueden empeorar en aquellos que no han sido infectados previamente.

Esto causó un escándalo en Filipinas donde más de 733,000 niños fueron vacunados independientemente del estado serológico.

El desarrollo de la vacuna contra el dengue comenzó ya en 1929, pero se ha visto obstaculizado por el conocimiento incompleto de la patogénesis de la enfermedad y más tarde por la necesidad de crear simultáneamente una inmunidad estable contra los cuatro serotipos del dengue.

Varias vacunas candidatas se encuentran en desarrollo incluyendo virus vivos atenuados, inactivados, ADN y vacunas de subunidades.

Los candidatos vacunales atenuados vivos son los más avanzados en el desarrollo.

En 2016 se comercializó una variante parcialmente efectiva contra el dengue (Dengvaxia) en 11 países: México, Filipinas, Indonesia, Brasil, El Salvador, Costa Rica, Paraguay, Guatemala, Perú, Tailandia y Singapur.

El dengue es más peligroso cuando una persona se infecta una segunda vez.

Los estudios han demostrado que administrarla a personas que nunca antes han sido infectadas puede hacerlas vulnerables a una reacción grave si se infectan posteriormente.

La vacuna no confiere protección completa al virus.

La nueva recomendación, anunciada hoy por el Grupo Asesor de Expertos Estratégicos (SAGE) de la OMS sobre Inmunización, es consistente con una advertencia que Sanofi Pasteur anunció en noviembre de 2017.

Pero algunos observadores temen que la recomendación pueda significar el final de la vacuna.

No hay disponible una prueba rápida y confiable para la infección previa por dengue, por lo que las nuevas pautas significan que no puede ser ampliamente utilizada; eso podría llevar a la compañía a dejar de fabricar la vacuna.

Hasta ahora, sin embargo, Sanofi Pasteur ha expresado confianza en la vacuna.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *