¿Un desayuno grande te hace quemar más calorías que uno pequeño?

Son muchas las ocasiones en las que los expertos recuerdan que la comida más importante del día es el desayuno. Es más, a este dato anterior se añade que es recomendable una cena ligera para que nuestro sistema digestivo funcione adecuadamente mientras dormimos. Asimismo, los nutricionistas aseguran que un desayuno grande te hace quemar más calorías. Si quieres conocer los motivos, te contamos cada uno de ellos a continuación.

El desayuno, la comida más importante del día

Hay personas que deciden saltarse el desayuno sin darle ningún tipo de importancia. Se sienten fuertes para empezar su jornada laboral con el estómago vacío sin llegar a pensar todo lo que puede significar este simple hecho. Los médicos no solo recomiendan que nos tomemos en serio la primera comida del día, sino que, además, aconsejan que disfrutemos de ella antes de ir al trabajo y dediquemos el tiempo que necesitemos para ello. No vale ingerir cualquier cosa si queremos cuidar de nuestra salud y de nuestra línea. De este modo, con el fin de que entiendas que un desayuno grande te hace quemar más calorías y, por lo tanto, se consigue mayor beneficio por dedicarle tan solo unos minutos diarios, te contamos qué interfiere en esta decisión a continuación.

Gasto de energía

Aunque nos sorprenda, el organismo realiza un gasto de energía cuando se encuentra trabajando el sistema digestivo en la absorción y transporte de nutrientes. Dependiendo de la hora en la que se haya producido la ingesta, el metabolismo actuará de una forma u otra. A este proceso se le denomina «termogénesis«.

desayuno grande te hace quemar más calorías

Cuando se desayuna, independientemente de las calorías que se ingieran, la termogénesis que tiene lugar es mayor, incluso el doble si la comparamos con la que se desarrolla durante la cena.

Estudio del gasto calórico

Para llegar a tal resultado, se realizó un estudio en un laboratorio en el que durante 3 días, dieciséis hombres consumieron un desayuno con pocas calorías y una cena con más de las recomendables. Asimismo, se hizo todo lo contrario en una segunda ronda. El resultado fue evidente: el gasto calórico fue mayor cuando la comida más fuerte era el desayuno. Igualmente, también se llegó a la conclusión de que un desayuno bajo en calorías aumentaba el apetito. De este modo, se comenzó a recomendar a las personas que sufrían obesidad que apostaran por un desayuno abundante y una cena ligera con el fin de reducir las enfermedades metabólicas y, también, el peso corporal.

Perder peso a partir del desayuno

El desayuno ideal es aquel que te da la oportunidad de obtener el 25% de energía necesaria para afrontar adecuadamente toda la jornada que tenemos por delante nada más levantarnos. Esto ya no es solo porque un desayuno grande te hace quemar más calorías, sino porque el cuerpo necesita sentirse sano para poder cumplir con todas las tareas que tenemos programadas.

Frutas y otros productos

Para cumplir con lo anterior, además de comer despacio, los expertos en la materia aconsejan a las personas ingerir frutas saciantes y, además, depurativas. Entre ellas se encuentran la manzana verde, la piña, el kiwi, la naranja y los frutos rojos. Es más, si queremos apostar por una comida 100% sana, las verduras también son bienvenidas. Las más recomendables son el pepino, la espinaca y el apio. Un consejo para que nos resulte sencillo lo anterior es licuarlas en conjunto y añadir, incluso, semillas como la chía. Apenas nos llevará tiempo y la experiencia será muy agradable.

desayuno grande te hace quemar más calorías

Por otro lado, también son muy aconsejables los cereales, los copos de avena y el pan integral. Todos ellos son saciantes y ricos en fibra, por lo que ayudarán a nuestro organismo a trabajar mejor. Cabe destacar que la fibra es esencial para perder peso.

El calcio

Por otro lado, el calcio también es muy recomendable para acabar con la grasa abdominal. De este modo, si queremos mantenernos en nuestra línea, los productos lácteos serán nuestros aliados. Es más, añadir tres yogures al día a nuestra dieta baja en calorías facilitará la pérdida de grasa blanca.

El calcio puede provenir tanto de lácteos desnatados animales, entre los que se encuentran el kéfir y la leche de vaca; como aquellos que provienen de los vegetales, como la soja, la avena o el arroz.

Prohibida la bollería industrial

Algunos creen que grandes cantidades de azúcar aportan mayor energía al organismo para sentirse lleno de fuerza, la cual irá descargando a lo largo de toda la jornada. Es cierto que hemos dicho que un desayuno grande te hace quemar más calorías, pero en el caso de que contenga bollería industrial, esta opción desaparece. Esta clase de productos no alimentan, además de que lo único que hacen es perjudicar al cuerpo. Asimismo, también son perjudiciales las bebidas gaseosas y las mantequillas. Estas últimas suelen ser también muy comunes a la hora de prepararnos una tostada, pero si podemos evitarlas, mejor.

Ideas de desayunos para perder peso

Si después de descubrir que un desayuno grande te hace quemar más calorías quieres organizar tu dieta para conseguir este objetivo, a lo largo de este apartado vamos a ofrecerte ideas de desayunos para que pierdas peso.

desayuno grande te hace quemar más calorías

Yogur con copos de avena

Lo más recomendable es que escojas un yogur que no tenga ni azúcares ni materia grasa. Para que este sea perfecto, mézclalo con copos de avena. Asimismo, no te olvides de comer una pieza de fruta y de tomar una infusión y un zumo natural. Te aportarán multitud de vitaminas.

Leche con copos de avena

Si en vez de yogur prefieres leche, este desayuno está hecho para ti. Al igual que sucede en el anterior caso, no olvides acompañar esta bebida con una o dos piezas de fruta para que sea completamente sano.

Tostadas con aguacate y queso fresco

El aguacate es un producto muy saludable que protege a nuestro organismo de enfermedades cardiovasculares. Además, su sabor es delicioso, por lo que no nos costará nada introducirlo en nuestra dieta de forma constante. Por otra parte, el queso aporta calcio y si lo elegimos desnatado no nos proporcionará nada de grasa. Por supuesto, si quieres un desayuno completo no te olvides de una taza de café o de una infusión.

Sándwich de pavo, queso y manzana

Aunque de primeras nos resulte demasiado pesado para ser lo primero que ingerimos nada más levantarnos, es importante recordar que un desayuno grande te hace quemar más calorías. Por ello, si nos preparamos un delicioso sándwich con pan integral, manzana, pavo y queso, conseguiremos que nuestro metabolismo funcione mejor. Todo ello nos aportará fibra, vitaminas, calcio y las grasas que nuestro cuerpo necesita para mantenerse fuerte y sano.

Yogur con cereales y fruta

Se trata de un desayuno muy sencillo, pero no te dejes engañar por las apariencias porque es realmente completo. Tan fácil como abrir un yogur y añadir nuestros cereales favoritos siempre que no sean procesados. De nuevo, destacar el poder de las semillas como el muesli, la chía o el lino. Tomar también una bebida vegetal, un café o una infusión nos ayudará a aumentar la carga de energía.

Tortilla francesa

Otro alimento muy recomendable en el desayuno es la tortilla francesa, hecha a partir de dos claras y una yema. Podemos acompañarla de jamón o de queso fresco. Es más, si te gusta la ensalada también es bienvenida. Igualmente, la fruta, un café, un zumo o una infusión también son los acompañantes perfectos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *